Residuo cero y vertido cero ¿greenwashing?

Los países más avanzados en Europa (por ejemplo los países nórdicos y los países bajos) presumen de no tener vertederos. Eso no es cierto, aunque la cantidad de residuo que va a vertedero sea muy pequeña. Dado que cualquier actividad humana, sea industrial, comercial o simplemente vital, produce residuos, cada vez nos sorprende más la creatividad con la que se habla de residuo cero y vertido cero.

En una reciente charla, y utilizando datos prestados, contábamos cómo en España los residuos urbanos representan el 6% del total de residuos generado, aproximadamente, y de ese 6% a su vez menos de la tercera parte son envases. De esos envases la mitad son envases comerciales e industriales y la otra mitad, también aproximadamente, envases domésticos. Para terminar, de esos envases domésticos podrían entrar en un hipotético nuevo sistema de recogida alrededor de uno de cada diez. ¿podríamos decir que ese es un camino adecuado para llegar al vertido cero?

En realidad ni existe el residuo cero ni tampoco el vertido cero.

Otra paradoja es que los principales promotores de “cero residuos” son también los principales detractores de la incineración (valorización energética sería más correcto) como procedimiento de llegar a la mínima cantidad de vertido posible. Los países que menos vertido realizan, como ya habrán adivinado, son los que mayor proporción de sus residuos incineran.

Cuando hablamos de mayor proporción, queremos decir exactamente que la mayor parte de sus residuos se incinera. En una página ecologista que aboga -prácticamente como todas, poco originales la verdad –  por la eliminación de la incineración, hace algunas semanas pusieron como ejemplo de comportamiento ambiental a Dinamarca (no dudamos de que son de lo más avanzado, por cierto). Así que vimos qué pasa en Dinamarca con los residuos, y dos datos nos sorprendieron: los daneses generan 830 kg de residuos municipales por habitante y año frente a una media europea de unos 550, e incineran el 50% de sus residuos (en España inicineramos más o menos el 10%). No sólo eso: los daneses están especialmente orgullosos de ser el primer (y prácticamente el único) país que ha prohibido por ley llevar a vertedero cualquier residuo que se pueda incinerar.

Nadie nos ha sabido explicar hasta el momento cómo se resuelve la ecuación:

vertido cero + valorización energética cero = residuo cero

Seguramente nos falta algún parámetro para resolverla.

Me temo también que ese parámetro pertenece al campo de los números imaginarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s