El Parlamento Europeo, el despilfarro de alimentos y los envases

Antes de dar mi opinión, me gustaría que leyérais despacio este párrafo de la declaración del Parlamento Europeo del pasado 19 de enero, en el apartado dedicado a los envases

“La optimización de los envases puede desempeñar un papel importante en la reducción del despilfarro de alimentos. Los diputados respaldan la diversificación del tamaño de los envases para ayudar a los consumidores a adquirir cantidades adecuadas. En este sentido, la industria agroalimentaria debe analizar las ventajas de ofrecer más productos a granel y de tener más en cuenta los hogares unipersonales”

En otro punto de la declaración, se cifra el despilfarro anual de alimentos por habitante en la UE en 179 kg.

La primera reflexión sobre esta declaración es constatar que se reconoce el papel protector y de conservación de los alimentos y la salud que desempeña el envase en la actualidad. Lo que no es poco en un mundo en que pseudoambientalistas denostan abiertamente al envase como excusa para ordeñar al consumidor a su costa con falsas promesas de un mejor reciclado.

Pero lo más importante es que se reconoce la necesidad de tener una variedad de formatos de envase que se adapte a las necesidades del consumidor y evite el despilfarro de alimentos. La única manera de conservar los productos es envasarlos adecuadamente, y la mejor forma de evitar la pérdida de productos es que el tamaño del envase se adapte a la cantidad de alimento que se va  aconsumir.

Ello no obsta para que se tenga en cuenta otra de las recomendaciones del estudio, que también podría dar para escribir mucho, en el sentido de mejorar la posibilidad de suministro a granel en los casos en que el producto lo permita. Personalmente creo que eso ya se está haciendo con eficacia y no necesariamente sería mejor para el consumidor final. La bolsa de papel en la que viene envasado, por ejemplo, un kg de azúcar, no es muy distinta de la que le pondrían en el comercio si lo comprara a granel, pero en cambio asegura que el producto tiene una garantía de calidad.

También es de agradecer que el informe haga referencia al consumo individual, uno de los puntos en que los envases, especialmente los de bebidas , son más atacados. Hay que tener en cuenta  que el tamaño de los hogares ha descendido apreciablemente en todo el mundo civilizado (basta echar un vistazo a las tablas demográficas) para reconocer que un gran riesgo de despilfarro de productos se presenta en hogares unipersonales.

Un pensamiento en “El Parlamento Europeo, el despilfarro de alimentos y los envases

  1. Como añadido, si en España se consumen aproximadamente tantos kg de envases y embalajes como kg de alimentos se despilfarran, teniendo en cuenta que la huella de carbono de muchos productos es hasta cinco veces la del envase que los contiene la opción es muy clara: optimizar el uso de envases acomodando su tamaño al de la porción a consumir. El Parlamento Europeo ha estado despierto en esta ocasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s